Make your own free website on Tripod.com
 
Musica española Historia del Rock No solo musica Varios e-mail

 

Los años 90

No podemos hacer referencia a los 90 sin nombrar al grupo que daría el pelotazo más grande de la década, Nirvana, con el generacional Nevermind. Ésta sería la puerta grande de entrada al grunge, y la cara del rock de los 90 en su sentido más popular, además de la clara demostración de que lo alternativo también vende y gusta. Como contrapartida, desde Inglaterra surgiría el brit pop, una vuelta al pop de estribillos brillantes y pegadizos de The Beatles, entre otras influencias, que tendría en Oasis y Blur a sus máximos representantes. Pero en los 90, ya no puede hablarse sólo de rock, ya que la electrónica inaugurada por Kraftwerk a finales de los 70 y el house de Chicago de los 80 explotan en nuevas formas conquistando al público mayoritario. Aún más, rock y electrónica se fusionan ( The Chemical Brothers, Prodigy o Primal Scream, entre otros), como ya se venía apuntando desde la etapa ‘Madchester’.
Paradójicamente, la persona que mejor representa al rock en la década en la que se crea Internet es un músico que no pudo soportar la fama, Kurt Cobain, que se suicidó en 1994, a los 27 años, fundador de Nirvana, los máximos exponentes del grunge y autores de Nevermind (1991), el primer disco rock con un sonido que se puede calificar de ‘noventas’. El grunge fue un efímero movimiento rockero salido de Seattle, heredero del rock de la década de 1970 y el punk, y al que se sumó el espíritu de la llamada generación X. Los hijos del baby boom de la segunda mitad de la década de 1960, que frisando los 25 años encuentran muy difícil su integración en el mundo laboral creado por sus padres. Son los años de la implantación de disco compacto y de la cultura de clubes.
El disco compacto es el formato que sustituye al vinilo, el soporte en el que siempre se había grabado la música. Su importancia va mucho más allá del de un simple cambio técnico. Aunque fue creado en la década de 1980 por la compañía japonesa Sony y la holandesa Philips, es más tarde cuando se implanta dentro de los hogares. El CD un disco de 12 centímetros que se lee por medio de un láser, lo que evita el rozamiento de la aguja sobre el soporte y el desgaste de la copia que esto origina. El vinilo tenía capacidad para un máximo de 45 minutos de música, dividido en dos caras. En el compacto caben 74 minutos de música sin interrupciones. Consecuentemente, los discos se alargan y necesariamente pierden calidad.
Por otro lado, la cultura de clubes fue para muchos la proclamación del fin del rock. Los jóvenes acudían a raves, fiestas ilegales al aire libre o en almacenes abandonados, en las que la música era pinchada por Djs, los nuevos dioses, y en las que los beats, ritmos sintéticos, eran la base para provocar el baile. El tecno se convierte en el nuevo rey, y sus múltiples subdivisiones (breakbeat, jungle, ambiet y electro, entre otras), en los estilos de moda durante meses en los que todo parece pasar con extrema rapidez. Aunque la cultura de clubes sigue en marcha, y en buen estado, en los últimos tiempos se detecta una tendencia por parte de sus grupos estrella, Basement Jaxx, Tricky o Daft Punk, hacia el pop. Cada vez ganan más aceptación las voces. Aunque el rock es un fenómeno en continuo cambio y nunca se puede saber que pasará el mes siguiente. Esa es su grandeza.